DERRUMBE: VENEZUELA CAE EN UNA GUERRA ECONOMICA

Venezuela ya hoy en día acumula cuatro años de una recesión económica que ya tiene los componentes de una verdadera depresión. Una bancarrota comparable a la vivida hace poco tiempo por Grecia, aunque con otros elementos y varios agregados. Las autoridades chavistas se niegan a otorgar los datos como deben ser de las cuentas del país, pero las firmas especializadas suponen que el año pasado el derrumbe alcanzó cotas de economía de guerra, con una supresión del PBI del 14%. Así lo anuncia lanacion.com.ar 

Cuatro años de muy mala dirección económica disminuyeron el tamaño de la economía venezolana a un 35%. Analistas como Asdrúbal Oliveros, de la firma Eco-analítica, miden el déficit fiscal en 17% del PBI y una inflación sobrepasando 2700% el año pasado. La crisis, desconocida en la historia venezolana, es toda una rareza en un petro-estado e inscribe su nombre en la historia de los naufragios sociales de América Latina en estos últimos 50 años.

VEA AQUÍ TAMBIÉN: Denuncian que Régimen incendió casa de los padres de Oscar Perez

Y el ambiente para este año se percibe aún peor. El desarrollo hiperinflacionario podría llevar a tasas interanuales de más de 30.000%, acotaron los economistas. Con la velocidad en el alza de los precios, el poder adquisitivo de la población podría descender 50% de un mes al otro y después quedar reducido en solo 25% del total inicial en tan solo ocho semanas, expresaron los economistas.

Pero es solo el comienzo, anunció Francisco Ibarra, director de Econométrica. La tasa de inflación, que en agosto pasado comenzó a acelerarse a un ritmo mucho mayor de lo que muchos habían calculado, tiene el camino libre para aumentar aún más en este año 2018, ante el hecho de que el gobierno de Maduro no parece tener más dinero para financiarse que seguir con la emisión de dinero inorgánico, acotó el especialista.

Ibarra manifiesta que bajo las condiciones de hoy en día, la inflación este año puede superar niveles jamás vistos, pero que el número rondaríamás o menos el 30.000%.

Otros son más prudentes, aunque son cálculos igual de temibles. La llegada del año electoral en el que NicolásMaduro buscará la manera de tener un nuevo mandato, podrían llevar la híper-inflación a 7000%, anuncia Oliveros. Pero manifiesta que la suma podría duplicarse si no se toman decisiones lo más rápido posible.

El economista Alexander Guerrero indica que la tasa de inflación aumentó entre seis y siete veces en el año 2017 frente a los niveles de 2016, pero la velocidad que registran los precios apunta a un ritmo de incremento mucho mayor si la actual tendencia se mantuviera. Podrían crecer entre 35 o 40 veces, manifestó.

Aunque esas cuentas parecen exorbitantes, la economía venezolana aún tendría mucho por recorrer para llegar a los niveles de hiperinflación registrados por Hungría en el año 1945, Zimbabue en 2007 y Yugoslavia en 1992, fueron países que vieron la inflación subirse de un día para otro. La hiperinflación de argentina en 1989, la tasa anual fue de 3079%.

En Siria, que acaparó la atención internacional por una guerra que ya van casi siete años, la inflación entre comienzos de 2012 y de 2015 alcanzó el 50%, según un comunicado publicado por la ONG Chatham House, aunque con incrementos muy superiores en alimentos de cesta básica, como el arroz. En cuanto al PBI, en los primeros 3 años del problema hiperinflacionario se redujo en casi 50%: de 60.000 millones de dólares a 33.000 millones.

Oliveros manifiesta que ni siquiera una nación que estáen guerra como Siria puede dar a conocer las cantidades de deterioro que tiene Venezuela. Esta es la primera vez que el sector externo no respalda en los vaivenes de la economía del país. La depresión tendrá muy fuertes consecuencias sociales, que seguramente no vimos del todo, acotó. Para los especialistas una economía de guerra es en la que se busca otorgar al Estado un mayor control sobre todas las variantes.

La petrolera estatal Pdvsa  que conduce la fuente de ingresos estrella del país pasa un fuerte desorden funcional que se lleva milimétricamente a la economía. El año pasado, según Eco-analítica, bajó su producción en 300.000 barriles diarios, cantidad que puede sobrepasar los 700.000 barriles durante los cinco años del gobierno de NicolásMaduro.

Es uno de los muchos disparates que dieron pie a la revuelta venezolana, consecuencia del análisis del sesgo ideológico en la economía. El modelo de crecimiento chavista está formado para colocar una hermética trampa sobre todas las variantes de la producción y la formación de precios, mientras el Estado aceptó la toma de los sectores productivos y destina un muy importante esfuerzo organizativo a formar circuitos comunales plenamente disfuncionales.

El sector privado vive forzado entre la total intervención del Estado en la economía y las sanciones exigidas por la comunidad internacional. Los incrementos de sueldos son compulsivos, y son repetidos los operativos unilaterales para intentar sin ningún tipo de éxito bajar un poco los precios.

A ello se agrega un panorama cambiario confuso, dominado por los intereses hechos y la corrupción. En el país hay una tasa de cambio oficial, de 10 bs por dólar, y un dólar negro, que el gobierno no acepta oficialmente, pero que esta alimentando todo el circuito económico nacional y quemás o menos está en los 136.500 bolívares.

El gobierno ha decidido tomar el control total de las importaciones y los puertos, y se convirtieron comunes los casos de sobrefacturación en las aduanas. En varias oportunidades, cargamentos de medicinas y comida se vencieron en los puertos,

RECIBE MI REGALO GRATUITO PARA TI
Dos libros Especiales para emprendedores TOTALMENTE GRATIS

 

Recibe en tu email, los mejores contenidos de nuestro blog.  Y disfruta de estos dos magníficos libros "Las 48 Leyes del Poder" y "Piense y Hagase Rico" . Descubre como Si es posible emprender y alcanzar el éxito desde casa usando el poder del pensamiento. Dos grandes Betselers que te cambiarán la vida. TOTALMENTE GRATIS

Posted in CRISIS VENEZOLANA and tagged , .

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.