Irán Desafía A Estados Unidos y Hace Historia en Río de Janeiro

Spread the love

Dos buques de guerra iraníes han atracado en el puerto de Río de Janeiro a pesar de las advertencias de Estados Unidos, que pidió a Brasil que les impidiera la entrada. Los buques, llamados IRIS Makran e IRIS Dena, llegaron al puerto el domingo 28 de febrero después de que el gobierno brasileño autorizara su entrada. A principios de mes, Brasil había rechazado la petición de Irán para que los buques atracaran en Río a finales de enero, como gesto hacia Estados Unidos durante la visita del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a Washington para reunirse con el presidente Joe Biden. Sin embargo, después de la visita, Brasil finalmente autorizó el atraque de los buques.

Buques Iranies En Brasil

La Marina brasileña solo autoriza a un buque extranjero a atracar en Brasil previa autorización del Ministerio de Asuntos Exteriores, que considera la petición de la embajada solicitante y la logística. En este caso, el vicealmirante Carlos Eduardo Horta Arentz, jefe adjunto del Estado Mayor de la Armada de Brasil, dio su aprobación para que los buques atracaran en Río entre el 26 de febrero y el 4 de marzo, según un anuncio publicado en el boletín oficial.

La presencia de los buques de guerra iraníes en las costas brasileñas ha generado descontento en Estados Unidos, que está buscando estrechar lazos con el gobierno de Lula. En una conferencia de prensa celebrada el 15 de febrero, la embajadora estadounidense Elizabeth Bagley instó a Brasil a no permitir el atraque de los buques, afirmando que en el pasado habían facilitado el comercio ilegal y las actividades terroristas, y que habían sido sancionados por Estados Unidos.

La relación entre Brasil e Irán ha sido compleja en los últimos años. Durante los mandatos presidenciales de Lula, Brasil intentó mediar en el conflicto nuclear entre Irán y Estados Unidos, lo que generó críticas internas e internacionales. En 2010, Lula viajó a Teherán para reunirse con el entonces presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, y discutir un acuerdo nuclear que finalmente no se alcanzó. Desde entonces, la relación ha sido más distante, pero la presencia de los buques de guerra iraníes en Río de Janeiro ha generado nuevas tensiones.

Loading


Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *